Cynthia Hotton: “Muchas mujeres no quieren ir al 8M por miedo a las agresiones de otras mujeres”6 min read

Por Matías Russo Coroman
Revista Comunas / 7 de marzo de 2019

Referente del partido “Valores para mi país”, la ex diputada Nacional se muestra muy crítica del movimiento feminista: “no es liberación, es promover otro tipo de tiranía”

En vísperas del Día Internacional de la Mujer, el próximo 8 de marzo cientos de miles de mujeres se manifestarán en las ciudades más emblemáticas del mundo reclamando la igualdad de derechos y oportunidades. Argentina no es la excepción, y el próximo viernes van a parar entre otros motivos “porque vivimos en un país donde una mujer es asesinada cada 29 horas”.

Sin embargo, hay mujeres que están lejos de sentirse representadas por esta fuerza que irrumpió de manera contundente en los últimos años hasta consolidarse en la agenda política y mediática. Durante el 2018 con el debate por la legalización y despenalización del aborto se vio reflejado.

Cynthia Hotton, diplomática argentina ante la OEA (Organización de los Estados Americanos), identificada con los pañuelos celestes considera a los movimientos feministas como violentos. Desde su partido “Valores para Mi País” pretende consolidarse como fuerza política en este año electoral apuntando, entre otras cosas, a combatir al “feminismo excluyente”.

– Dijiste públicamente que el feminismo como está en la Argentina es violento y excluyente. Más allá de tu posicionamiento con respecto al aborto, ¿en qué aspectos lo consideras así?

Este feminismo es excluyente porque nos manipula con violencia. Usan a las mujeres pobres diciendo que mueren y que necesitan abortar pero las mujeres vulnerables justamente son las que menos quieren el aborto y lo que es peor, están muriendo de a miles por otras causas muchos más urgentes que necesitamos encarar ya: En 2017 fallecieron como máximo 19 mujeres por aborto provocado, la menor cantidad en décadas. Pero murieron casi 500 mujeres por deficiencias nutricionales y más de 600 se suicidaron. Esas son las prioridades reales que están tapando.

– ¿Dónde consideras que hay una manipulación violenta?

El caso de Thelma Fardin puso en evidencia la manipulación de las causas de las mujeres por parte de este feminismo abortista. No había lugar para los pañuelos celestes. Hace unos días Micaela, una adolescente, publicó en su cuenta de Instagram fotos de los golpes que recibió de un grupo de chicas por llevar un pañuelo celeste en Florencio Varela. La tiraron al piso y le patearon la cabeza y la panza. Hoy muchas mujeres no quieren ir a la marcha del 8 de marzo por miedo a las mujeres.

Necesitamos repensar el feminismo porque ya se está volviendo contra nosotras. Termina vaciando de significado nuestras consignas: “Ni Una Menos”, “Nos están matando”, “Niñas, No Madres”. El aborto legal no solo no soluciona sino que empeora nuestra situación. Lo mismo las cuestiones de género nos están jugando en contra. La ley de género en el Deporte de la Provincia de Buenos Aires que permite que mujeres trans, generalmente con una ventaja física natural, integren los equipos de mujeres ¿Vamos a tener que pedir un cupo de mujeres para los equipos femeninos?

Necesitamos unirnos todas para solucionar la violencia, el abuso, la discriminación por ser mujer, la desigualdad laboral, la exclusión de la toma de decisiones, la maternidad vulnerable, las mamás que están solas, las millones de mujeres que viven en la pobreza, no los resuelve un grupo excluyente de mujeres violentas. Los problemas de las mujeres los resolvemos todas juntas y con los hombres o no los resolvemos más.

-¿Crees que hay mujeres que no van a la marcha del 8M por miedo o por no coincidir en cuestiones ideológicas?

En la marcha del 8M sería bueno que no se hable del aborto y que no haya pañuelos verdes, pero la realidad es que van a estar y se va a tratar el tema. Para corrernos de esa agenda que nos excluye tendríamos que ir con los pañuelos celestes y decir “aquí estamos”. Lamentablemente por esta diferencia ideológica muchas mujeres no van a poder ir por miedo a las agresiones verbales y físicas.

-En lugar de esa violencia que le adjudicas al feminismo, ¿no se puede entender como que gracias a esa misma fuerza logró consolidar al movimiento dentro de la agenda política, social y mediática? Algo que años atrás estaba invisibilizado. Hoy ningún político puede excluir al feminismo de su agenda…

La fuerza de este feminismo excluyente es relativa. El fin no justifica los medios. La violencia y la mentira no pueden ser medios para lograr la igualdad de la mujer. Porque si cambiamos un sistema violento por otro, se nos vuelve en contra. Y es lo que está pasando. Antes el victimario eran los hombres violentos. Ahora están empezando a ser las mujeres violentas las que nos someten. Hace unos días veíamos la foto de una nena pisando la cabeza de un bebé de juguete en una marcha abortista. El simbolismo era enorme: Eso no es liberación, es promover otro tipo de tiranía.

Además es un feminismo que usa a las mujeres porque responde a intereses económicos, financiado por multinacionales del aborto como IPPF (International Planned Parenthood Federation). Se demostró el año pasado: Fundación Huésped y Amnistía Internacional que antes eran respetables, ya no tienen credibilidad, ahora están compradas y son órganos de presión. Es un oxímoron ver a la izquierda levantar las banderas que financian los capitalistas del aborto. Es terrible porque cambian un sometimiento por otro, donde ya ni siquiera somos mujeres sino objetos. Si las mujeres permitimos que usen el movimiento de mujeres así, ¿de qué liberación estamos hablando? Es solo una nueva forma de sometimiento.

La violencia que tienen estos grupos con los políticos, con los jueces, con los médicos, con los hombres en general y con las mismas mujeres, no es un éxito sino un fracaso. Se mueven por aprietes, por dinero, por mentiras. Es un signo preocupante que amenaza la democracia, porque se llevan puestas todas las leyes y las instituciones, y hasta la misma Constitución.

-Entonces ¿cómo considerás que habría que militar al feminismo para mantenerse en agenda pero lograr ser inclusivo con las personas como vos que no se sienten representadas?

El movimiento de mujeres puede lograr las mismas cosas sin violencia y sin mentiras, con verdadera independencia, representando los problemas reales de las mujeres argentinas, los millones de mujeres que viven en vulnerabilidad y que no pueden estudiar ni trabajar ni cuidar bien a sus familias porque sólo piensan en sobrevivir el día a día.

¿Te imaginás la plaza que el año pasado estaba dividida en verdes y celestes unida bajo un sólo color, pidiendo por políticas efectivas que prevengan el abuso y la violencia? La misma fuerza y los mismos recursos que hoy se están desperdiciando en campañas que manipulan un sector de la sociedad, en general las mujeres jóvenes de Buenos Aires, hay que usarlas en campañas que cuenten toda la verdad, no solo una parte, y que se dirijan a todas las mujeres, no solo a un grupo. ¿Te imaginás todo lo que podemos lograr si nos unimos todas y ponemos esos recursos para solucionar los problemas reales de las mujeres?

Fuente:http://www.agenciacomunas.com.ar/cynthia-hotton-muchas-mujeres-no-quieren-ir-al-8m-por-miedo-a-las-agresiones-de-otras-mujeres/